Santiago, tierra de pololos franeleros

Llegamos a Santiago sin inconvenientes, nada que contar. Despues de instalarnos en nuestro lindo departamento fuimos a dar unas vueltas, allí encontramos a los chinchinelos, a simple vista se ven como el hombre orquesta, que tiene un bombo y platillos pegados al cuerpo y hace ruido, pero resulta que mantienen viva una antigua tradición.

Chinchinelos

Chinchinelos

 Algo raro pasa en Santiago o nos estamos poniendo viejos. Las parejas de ¨pololos¨, como le llaman acá a los novios, expresan su cariño de forma apasionada y desinhibida. En criollo: franelean que da calambre!! no es algo reservado para los pololos adolescentes, los pololos (me causa risa la palabra) adultos también lo hacen. Así nos ponen en situaciones incomodas, como cuando en el tren se sentaron delante nuestro una parejita de pololos (jaja) en ebullición, tendrían unos 15 o 16 años, así que imaginense!! el chico metía mano, y se besuqueaban haciendo sopapita!! justo delante nuestro, no sabíamos para donde mirar! les debo la foto porque me dio cosita sacar la cámara.

 Paseamos bastante, subimos al monte Santa Lucía que esta en pleno centro! Desde allí se puede apreciar el smog, que no es poco, y la cordillera! hermoso el atardecer en la cordillera!

Atardecer

Atardecer

Almorzamos en el Mercado Central, riquísimo!!  pescado fresco y cuando te dicen que no tiene espinas, no mienten!! un poco de olor pero bueh… para comer rico y barato hay que mantenerse alejado del centro del mercado, secreto que nos dio una estudiante de la universidad que reclamaba por lo que ya todos sabemos. La cosa consiste en no quedarse en los restaurantes del centro, que están mas lindos, sino, irse a los del costado que no son tan pintones pero venden lo mismo a otro precio! 

Mercado Central

Mercado Central

Por ultimo, es muy recomendable el bar The Clinic, sobre la calle Monjitas, a dos cuadras de plaza de armas. El bar tiene el mismo nombre de una revista de sátira política, al estilo Barcelona, esta muy divertido recorrerlo, pasan buena música y no muy fuerte así que  se puede hablar (me pegó el viejazo!)

De museos nos hicimos mucho, solo el de Bellas Artes el dia que llegamos, pero no nos llamo mucho la atención, es muy chico. La única anécdota de allí es que Seba puso su mochila en los lockers, y al terminar el recorrido nos fuimos, y como una cuadra después se dio cuenta que no tenia su mochila, y el museo estaba por cerrar!! corrimos y logramos rescatar la mochila.

Si quieren ir al Palacio de la Moneda, donde se suicidó Allende, (el dato morbo siempre pega) hay que reservar con 48hs de anticipación por internet.

No se olviden de mirar las fotos! y los videos!! (cuando los suba)

Info para viajeros:

Cambio USd 1 = CH$507

Bus Aeropuerto-Ciudad CH$ 1300, hay dos empresas nosotros tomamos la que te deja en la estación de subte Los Héroes, de ahí se puede hacer combinación y llegas rapido a Plaza de Armas.

Boleto de subte CH$ 610 y CH$660 (en hora pico), el subte tiene varias tarifas dependiendo del horario y día.

103

Comidas: en el mercado central se come por CH$4000 con bebida. 

Anuncios

3 Respuestas a “Santiago, tierra de pololos franeleros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s