Aventura al Salar de Uyuni, DIA 2

Nos levantamos a las 6.30hs, durante el desayuno Walter, nuestro chofer, nos comentó que la noche anterior la temperatura fue de -15°C, con razón me estaba congelando!! Seguimos nuestro camino, esta vez si éramos cinco en la camioneta. Cruzamos el desierto de Silola, un hermoso valle de 8 km de ancho por 60km de largo, donde a veces se pueden ver a los traficantes caminando. Nosotros llegamos a ver uno, cruzando hacia Chile. Es increíble pensar que hagan esto, la noche anterior hubo -15° y ese señor estaba durmiendo a la intemperie! Según Walter, es un trabajo riesgoso, pero pagan muy bien.

En el desierto de Silola

En el desierto de Silola

Como era de suponer en una travesía de tres días en medio de la nada, pinchamos un neumático. Pero nuestro super chofer lo arregló en 10 minutos!

Laguna congelada!

Laguna congelada!

Paramos a almorzar en el pueblito Villa Alota (hay video para que vean el pueblo fantasma!) Después seguimos camino hasta el pueblo al borde del salar de Uyuni, Puerto Chuvica. Ahí dormimos en un hotel hecho con bloques de sal!! Las paredes, las mesas, las sillas y el piso de sal gruesa. Buenismo! No hay que barrer! Eso sí, que no se te caiga algo chiquito al piso por lo perdiste! Como frutilla del postre, tenía agua caliente y nos pudimos bañar, un lujo. A la noche pasamos un poco de frío, pero bueh… gajes del oficio. Para ver el cielo estrellado como se ve acá, hay que pasar frío!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s