Amazonia Ecuatoriana

Regresamos a Quito por la tarde para tomarnos el bus de las 23hs hacia Lago Agrio, donde empieza nuestra aventura en la selva. Compramos un paquete ya que hacerlo por cuenta propia resulta un poco más caro y hay riesgos como perder el bote y no llegar al lodge.

Originalmente queríamos un paquete de dos noches en la selva, debido a mi ya conocida aracnofobia, pero no hay paquetes de tan pocas noches, así tuve que ceder y tomar el de tres noches y cuatro días. Incluye traslados desde Lago Agrio, comidas, bebidas y excursiones.

El bus salió puntual de su terminal propia en Mariscal, lo cual abarata costos de taxi. Si pretenden dormir, olvídense, primero ponen una película a todo lo que da. Y cuando termina el chofer escucha música pedorra a todo volumen durante tooooooda la noche. Creemos que es condición para obtener la licencia de conductor de buses escuchar música pedorra, no hay otra explicación para lo que hay que sufrir en cada bus al que nos subimos.

A las 6hs llegamos a Lago Agrio y allí nos estaba esperando un señor para llevarnos a desayunar. Esperamos hasta las 9hs cuando partimos en bus hacia el puerto donde seguimos camino en canoa. Son 2 horas de bus y 2 en canoa ya entrando en la reserva y con paradas según los animales que vayan apareciendo (aves, monos, perezosos, anacondas y bichos varios). A mitad del recorrido se largo un tormentón amazónico, por suerte nos dieron pilotos de lluvia, pero igual algo nos mojamos.

Camino al Lodge x el Río Cuyabeno

Camino al Lodge x el Río Cuyabeno

Las habitaciones en el Lodge son sin luz, sin llaves, sin vidrios, todoooo abierto y con un mosquitero gigante que cubre la cama cuando dormís para que no se cuele ningún insecto en tus sabanas. El único lugar con luz es el salón donde se come.

Dividieron al grupo en español e inglés así que tuvimos las excursiones casi privadas, una pareja francesa que quería practicar su español, el guía y nosotros.  Lo que resulto genial ya que con grupos pequeños y poco ruido se puede caminar más y ver más animales.

Por la tarde partimos en canoa a motor a la Laguna Grande y cambiamos a canoa a remo. Vimos aves  varias, muchos monitos, perezosos y terminamos con los delfines de agua dulce (quedan solo 4 en la zona). Como estamos en época de lluvias las lagunas tienen agua y los ríos están llenos. Esto genera que el agua este muy quieta y parezca un espejo. A veces no se distingue el limite de donde termina el agua y donde empiezan los arboles.

Atardecer en Laguna Grande

Atardecer en Laguna Grande

Después del atardecer, volvimos remando al Lodge, aunque cuando empezamos pensamos que un bote a motor nos iría a buscar, eso nunca sucedió. Pudimos ver una falta coral nadando al lado del bote, el sonido de la noche con los grillos y cigarras. Una experiencia única.

 

Atardecer

Atardecer

Anuncios

Una respuesta a “Amazonia Ecuatoriana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s